Nuestros servicios:

  • Computo de la cantidad necesaria de los ladrillos que va a utilizar en su obra. ( Envíanos tu plano o proyecto, te decimos cuantos ladrillos vas a ocupar y el costo).
  • Presupuestos online sin cargo a todo el país.
  • Logística comercial para la entrega de ladrillos directo a su obra, en el tiempo necesario.
  • Rapidez y calidad en las entregas.
  • Asesoramiento personalizado para cada tipo de obra y/o proyecto.
  • Stock permanente de ladrillos en cantidades y calidades todo el año ( 1°calidad, 2°calidad, vistos, ladrillos y adobes)

Nuestros productos:

  • Ladrillón o Adobe tradicional
    • Medidas: 265mm x 145mm x 55 mm
    • Peso: 3 kg
    • Cantidad en el m2: 45 unidades (Para juntas de morteros de 1.5cm, dependiendo la junta que se requiera en obra)
    • Uso:
      • Tabiques de mampostería, con capacidad portante sísmica.
      • Paredes comunes, vistas o revocadas.
      • Tapiales.
      • Hornos de ladrillo y barro.
      • Pisos con traba. Etc.
    • Ventajas: Gran aislación térmica y acústica. Gran capacidad portante en esfuerzos verticales y horizontales.
  • Ladrillo Media Vista
    • Medidas: 225mm x 11mm x 48 mm
    • Peso: 2,5 kg
    • Cantidad por m2: 55 ladrillos
    • Uso:
      • Muros de 30cm de ancho con traba puesta de soga y pandereta.
      • Muros vistos con excelentes terminaciones.
    • Ventajas: Excelente aislación térmica y acústica. Este tipo de ladrillos y una correcta traba permite hacer que tu proyecto pueda esconder toda la estructura resistente (Hormigón Armado). Calidez hogareña y agradable a la vista.
  • Listón
    • Medidas: 255mm x 55mm x 30 mm
    • Peso: 0,65 kg
    • Cantidad por m2: 55 listones
    • Uso: Como revestimiento de paredes. Se adhiere a la mampostería que tengas en tu obra o proyecto. Generando una similitud igual al ladrillo visto.
    • Ventajas: Agradable a la vista de tu proyecto. Excelente comportamiento al tiempo y las inclemencias climáticas.

Procesos de Producción y Distribución 

El trabajo del adobe cocido, ladrillo tradicional o mampuesto de barro cocido, cualquiera sea la forma en que los conoces, es un trabajo muy artesanal. Tiene sus orígenes en tiempos remotos de la antigüedad, no se conoce exactamente el tiempo, solo podemos citar que datos muy antiguos encontrados en la Biblia son en los tiempos donde se construía la torre de babel, donde toda la gente se reunió y hacían adobes o ladrillos de barro, paja y los cocinaban. También encontramos que en el antiguo Egipto usaban al pueblo de Israel, que estaban sometidos a esclavitud, donde también hacían ladrillos de barro y paja.

Hoy en día el trabajo de producción del adobe cocino no a evolucionado, su forma de producción sigue siendo la misma, su durabilidad y ventajas, las mismas que antiguas construcciones que podemos ver en el mundo entero.

Nuestra producción comienza amasando el barro, que naturalmente por nuestra zona tiene una correcta dosificación de arcilla y arena. El amasado del barro, luego de seleccionar el lugar donde lo vamos a extraer, es con agua y una pequeña proporción de aserrín, que sirve para mantener la forma del adobe cuando se los retira de moldes y a su vez para que se cocine bien el interior del adobe en los hornos. El amasado se realiza mecánicamente con grandes ruedas de acero que lo remueven y dan vuelta traccionado mecánicamente por un tractor. Luego de que la masa quede homogénea y uniforme, manualmente es acarreada y colocada en moldes, donde se les da la forma a todos por igual. Llamando a las personas que realizan esta actividad “cortadores de ladrillo”. Una vez cortados los mismos, son acarreados manualmente también, a playas de tierra bien niveladas. Donde se los deja al sol el tiempo suficiente para que toda el agua de amasado se valla evaporando. Luego de que el agua se evapora, nos queda un adobe, sólido, de formas regulares pero a su vez fáciles de desgranarse en el manipuleo de los mismos, razón por la cual se los cocina. La cocción de estos es en hornos armados con los mismos adobes de barro, trabándolos de forma tal que al hacerse el fuego en las boquillas que van quedando resultado de la traba que se hace, se cocinen uniformemente el total de la producción. El combustible utilizado es leña. Y la cantidad producida en cada horno es de entre 70.000 y 100.000 adobes. Y el tiempo de cocción de los mismos es de tres días. Después de cocinado, los mismos son seleccionados y paletizados, listos para ser transportados directo a tu obra.